¿Qué son los Fertilizantes Orgánicos?

Mucho se habla en estos días de las huertas urbanas ecológicas y su positivo impacto en la conservación del ambiente y la sustentabilidad. Se trata de cultivos que prescinden del uso de fertilizantes químicos y pesticidas, en aras de obtener alimentos más sanos. Eso no significa que estas huertas no requieran atención y que las plantas crezcan solas, sin ningún cuidado. Muy por el contrario, el control de plagas y la recuperación de los suelos requiere una atención esmerada, que se logra a través de abonos naturales. Pero, ¿qué son los fertilizantes orgánicos?

fertilizantes orgánicos

Pues muy simple, se trata de abonos obtenidos a partir de la degradación de restos orgánicos, provenientes de los animales y vegetales, así como residuos de procesos industriales. El humus de lombriz, el compost, los restos de madera y hojas, las cenizas y el estiércol son algunos de los más conocidos. La elección de uno u otro dependerá del tipo de cultivo que se quiera fertilizar, las condiciones del suelo y la localización del sembradío.

Ventajas de los fertilizantes orgánicos

Los fertilizantes orgánicos mejoran las características químicas, físicas y biológicas del terreno, pues favorecen la fijación del carbono y la retención de nutrientes.

Entre otros efectos cabe mencionar su capacidad para aumentar la temperatura del suelo, lo cual incrementa la actividad microbiana y favorece la formación y el crecimiento de las raíces de las plantas. En consecuencia, estas tendrán una mejor nutrición y crecerán en óptimas condiciones. Este es uno de los efectos físicos más destacables y se relaciona con el color oscuro de los fertilizantes orgánicos, que les permiten absorber mejor las radiaciones solares.

Igualmente, los abonos orgánicos pueden influir en la estructura del terreno, compactando tierras arenosas o mejorando la permeabilidad. Por otra parte, estos fertilizantes permiten una mejor absorción del agua y ayudan a mantener la humedad necesaria. Esto se debe a la propiedad de estos abonos es de incrementar el poder tampón o de amortiguamiento del suelo, con lo cual se reducen las oscilaciones de pH. Asimismo, aumentan la capacidad de intercambio catiónico del sustrato, que se relaciona con el potencial del suelo para retener e intercambiar nutrientes.

Por otra parte, los fertilizantes orgánicos favorecen la aireación de la tierra. Esto potencia la actividad y multiplicación de los microorganismos aerobios, pues el oxígeno es su principal fuente de energía.

Adicionalmente, tienen ventajas de índole económica, pues permiten aprovechar residuos orgánicos y requieren menos energía para su elaboración.

Fertilizantes orgánicos en el hogar

Incluso para una pequeña huerta casera o tus plantas de maceta puedes aprovechar todos los beneficios delos fertilizantes orgánicos. En los comercios especializados están a la venta productos con indicaciones muy precisas de sus componentes, que te permitirán saber las proporciones de calcio, potasio y nitrógeno.

También puedes fabricar tu propio compost o humus de lombrices en casa y aplicarlo en tus plantas sin ningún problema.

abono organico

Pero si no tienes mucho tiempo y solo quieres añadir algunos nutrientes de manera preventiva, hay algunos residuos de alimentos que puedes usar para fortalecer tus plantas.

  • Té de plátano:

El plátano es muy rico en potasio y este mineral es considerado un nutriente de calidad para las plantas. No en vano afecta su forma, tamaño, color y sabor de sus frutos. Una deficiencia de potasio puede ser la causa del color amarillento y marcas en los bordes de las hojas. También puede ser el responsable de un crecimiento lento y un desarrollo radicular débil.

La aplicación de este té es particularmente recomendada en época de floración, pues en ese momento la planta necesita más potasio. Pero también puede usarse cada 15 días con el riego, para garantizar un aporte continuo y eficiente de nutrientes.

Para preparar el té de plátano sol

o debes retirar las pieles de 4 o 5 plátanos maduros, lavarlas bien y partirlas en trozos. Puedes guardar las pieles en el congelador hasta el momento de su uso. En ese caso deberás esperar a que estén descongeladas para añadirlas a la preparación.compost organico

Seguidamente, pon a calentar un litro de agua y añade las cáscaras. Deja hervir durante quince minutos. Transcurrido ese tiempo, apaga el fuego y deja enfriar a temperatura ambiente.

Cuela el té y dilúyelo en dos litros de agua. ¡Ya tienes un fertilizante orgánico muy poderoso, listo para usar!

 

  • Recortes de hierba:

Si notas que el césped amarillea puedes aplicar un abono orgánico muy efectivo y sin efectos secundarios. Se trata de reutilizar los restos de hierba recién cortada para enriquecer el suelo y mejorar el aporte de nutrientes. Solo tendrás que recoger la hierba cortada y colocarla en un recipiente de buena capacidad. Agrega agua hasta cubrirla y deja reposar 1 o 2 días.

Para aplicar a los suelos debes diluir la preparación en proporción 1:10, es decir, una taza de solución por cada diez tazas de agua. Utilízala para regar el césped o cualquier otra planta.

  • Café:

Los posos de café son una excelente fuente de nitrógeno, otro de los componentes esenciales para el desarrollo adecuado de las plantas. La deficiencia hace que su crecimiento sea más lento y puede causar clorosis, que empezará por las hojas más viejas de la planta, pero alcanza también a las más jóvenes cuando es severa.

Para contrarrestar ese daño bastará con espolvorear los residuos del café en la superficie del terreno. Debes tener cuidado si deseas almacenar los posos, pues antes de guardarlos tendrías que asegurarte de que estén bien secos, para evitar la formación de moho y hongos.

  • Cáscaras de huevo:

estos restos orgánicos juegan un doble papel en el cuidado de las plantas, pues a su poder fertilizante añaden una buena capacidad como repelentes frente al ataque de caracoles y orugas. Las cáscaras de huevo aportan calcio a los terrenos, el cual es necesario para el desarrollo de las nuevas hojas y de las raíces.

fertilizantes

Es conveniente aplicarlo cuando descienden las temperaturas o aumenta la humedad del ambiente, pues en esas condiciones es más difícil para la planta absorberlo del sustrato.

Afortunadamente la solución es muy sencilla, pues solo tienes que triturar las cáscaras de huevo y colocarlas directamente sobre la tierra, sin necesidad de cubrirlas. Eso sí, no abuses, pues el exceso de calcio puede interferir con la correcta absorción de potasio y magnesio y afectar las células del sistema inmune. Es suficiente aplicarlo 1 o 2 veces al año como máximo, en atención a los cambios del clima.

Los fertilizantes orgánicos preparan el suelo para el cultivo de diversos vegetales que ayudan con los sintomas del hipotiroidismo subclinico

Los tipos de suelos para la realización de fertilizantes orgánicos es muy importante. Por lo que te dejamos un enlace a una web donde podrás conocer las diferentes clases de suelos que existen. Según los tipos de suelos se puede cultivar tribulus que es un anabolico natural capaz de aumentar la fuerza, la masa muscular y la potencia sexual.

¿Qué te parece hacer regalos orgánicos? 

Detalles con productos orgánicos siempre son una buena idea para regalar. Principalmente las personas con una gran pasión por  la jardinería aceptarían un regalo como estos: abonos orgánicos para regalar. Ideales para hacer a tu abuela apasionada por las flores y las plantas. Y si acompañamos este regalo con frases para mi abuela viva, se convierte en el mejor regalo que le habrás hecho a tu abuelita.También pueden ser regalos para una mujer amante de la naturaleza.